lunes, 9 de mayo de 2011

Nueve Vs. Tres

Por fin una nueva entrada de "Nueve Vs. Tres", sección dedicada al cine en la cual recomendamos las nueve películas que más nos han gustado desde la anterior entrada y, además, sin pelos en la lengua, llamamos por su nombre a las tres peores bazofias vistas en el mismo periodo de tiempo. En esta ocasión son especialmente malolientes.

"Los lunes al sol" es una de las mejores películas españolas de todos los tiempos, por ello ocupa el número uno. Un clásico tremendamente vigente en los tiempos que vivimos. Esta película está centrada en la vida de cinco trabajadores de astilleros y su lucha por sobrevivir durante la reconversión industrial del sector, dejándonos una escena magnífica para la posteridad; la adaptación de la fábula "La cigarra y la hormiga", narrada por Santa (interpretado por Javier Bardem) a un niño que cuida por las noches. 

En segundo lugar nos quedamos con la adaptación de "Valor de Ley" de los hermanos Coen, sobretodo por la magistral interpretación de un inconmensurable Jeff Bridges. La visión de los Coen, además de ese humor tan característico suyo, añade, aunque no lo parezca, un grandioso toque de ternura, que en una película tan dura y cruel como es ésta tiene que ser muy difícil de conseguir.

El tercer puesto se lo hemos otorgado a "Pa negre" de Agustí Villaronga. No estamos ante una película más sobre la Guerra Civil Española. Estamos ante una de tantas historias que ocurrieron durante la posguerra, que fue sufrida de muy diferente modo dependiendo de la zona del país en la que hubieras tenido la desgracia de nacer, aunque el denominador común a todas ellas fue la miseria más absoluta, sobre todo si tenías lazos con el bando republicano. 

En segunda línea de salida, y por la zona limpia, encontramos el fantástico largometraje documental "María y yo", durante el cual veremos el día a día de María, una joven autista, y Miguel, su padre. La inicial impotencia ante los diagnósticos de psicoterapéutas, psicólogos, pedagogos y psiquiatras se ve recompensada al conocer e interiorizar el frágil mundo de la persona autista. La infinita paciencia, el inmenso cariño de la familia y una capacidad empática sin límites son, entre otras, las claves, y éstas han quedado perfectamente plasmadas en este documental.

En quinto lugar otra obra de arte; "Los mejores años de nuestra vida". El interés por ver esta película surge tras leer "Sunset Park" de Paul Auster, todo hay que decirlo, así que le estamos agradecidos. Tras la Segunda Guerra Mundial, tres hombres regresan juntos a su ciudad de origen y entablarán una peculiar amistad. Pero el argumento va más allá, ya que los tres serán ninguneados y rehacer su vida pasada no va a ser tarea fácil. Los sueños y aspiraciones que anhelaban durante la guerra serán pisoteados, bien por sus secuelas, bien por la nueva situación económica de EE.UU. Imprescindible.

Le toca el turno a "El último rey de Escocia". Aunque en ocasiones pueda resultar algo monótona e insulsa, la detestable excéntrica vida del autoproclamado presidente de Uganda, Idi Amin, vista desde la perspectiva de su médico y consejero el escocés Nicholas Garrigan, es suficiente atractivo para pasar un rato delante de la pantalla.

"La habitación del hijo", en séptima posición, es otro drama que recomendamos. Nada debe de ser más horrible que perder a un hijo. Pero Nanni Moretti no se centra en este aspecto, si no en el terrible egoísmo que impera en el ser humano. Se recomienda verla para entender de qué hablamos.

Octavo lugar para una película única en su día, pero muy desfasada a día de hoy. Cronenberg puede resultar insufrible, pero "La mosca" es mítica. ¿Quién no ha pensado o soñado nunca con el teletransporte?

Finalizamos con una comedia muy al estilo de Woody Allen, y no sólo por estar ambientada en las calles de Manhattan. "Please Give" plantea un pequeño dilema moral: ¿Qué importa más, la vida de una persona mayor, o sus bienes?

1. Los lunes al sol (Fernando León de Aranoa, 2.002)
2. Valor de ley (Ethan y Joel Coen, 2.010)
3. Pa negre (Agustí Villaronga, 2.010)
4. María y yo (Félix Fernández de Castro, 2.010)
5. Los mejores años de nuestra vida (William Wyler, 1.946)
6. El último rey de Escocia (Kevin Macdonald, 2.006)
7. La habitación del hijo (Nanni Moretti, 2.001)
8. La mosca (David Cronenberg, 1.986)
9. Please give (Nicole Holofcener, 2.010)

Siempre hemos admirado a Julio Medem, pero llevamos dos auténticos bodrios seguidos y empezamos a pensar que en algún momento el éxito se le subió a la cabeza y es incapaz de volver a encandilar como lo hiciera con "Tierra" o "Los amantes del Círculo Polar". Es que esta historia lésbica es infumable, superficial, ñoña e insustancial, cuyo único atractivo (y no es machismo) es ver en pelota picada a Elena Anaya y Natasha Yarovenko, aunque casi dos horas viendo tetas puede llegar a empachar. Otro dato, el doblaje al castellano desespera.

Pérdida de tiempo, por lo previsible es "Una semana solos" de Celina Murga. La ausencia de normas en la vida de unos niños pijos en una urbanización de lujo a las afueras de Buenos Aires es el eje central de este nada acertado intento de thriller psicológico que podría considerarse como la continuación de "Las viudas de los jueves" de Marcelo Piñeyro.

Quedarte tercero en la clasificación de las peores películas de esta sección es lo peor de lo peor, y el honor en esta ocasión se lo lleva el sinsentido mayúsculo de "Balada triste de trompeta" de Alex de la Iglesia. Grandísima castaña de dos horas de duración, apestando a detrito de caballo desde la primera escena. Comenzamos en la Guerra Civil española reclutando el bando republicano a los payasos de un circo para luchar contra el ejército nacional. Pasamos por las cárceles de la dictadura, por la construcción del Valle de los Caídos, por las cacerías de Franco, por el asesinato de Carrero Blanco, Kiko Ledgard, Raphael, Un millón para el mejor, Cuéntame cómo pasó, los anuncios de Ariel, el Seat 600, los actores de siempre, sangre, hostias, ahora me plancho la cara porque sí, y ahora me estrello con la moto porque también, el payaso saluda a ETA, tengo que morderle una mano a Franco, si en "El día de la bestia" Santiago Segura se colgaba del anuncio de Schweppes y en "La Comunidad" partía por la mitad a un tío con el ascensor, ahora los descuelgo de la cruz del valle de los Caídos, me voy a la cama, me hago una paja, descanso, soy presidente de la academia de cine, alguno entenderá mi cine, ah, se me olvidaba, le dan una paliza que te cagas y como no había hospitales en los años setenta mejor que le cosa la cara un veterinario al colega que mola más, total.

1. Habitación en Roma (Julio Medem, 2.010)
2. Una semana solos (Celina Murga, 2.009)
3. Balada triste de trompeta (Alex de la Iglesia, 2.010)

3 comentarios:

So Young dijo...

Fantástica sección, aunque en esta ocasión no esté de acuerdo con la nº1. El cine de Fernando León para mí está sobrevalorado, -salvo "Familia"-. Lejos de Ken Loach.

Espectacular el comentario de "Balada triste", que la tengo pendiente de ver, pero me va a influir lo de la grandísima castaña -¿pilonga?-, qué bueno.

Sergio H dijo...

Ummm, "Familia", qué buena, la tendré que volver a ver.

"Balada triste..." tómatela con humor, te reirás un rato.

Nicolás dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo sobre "Balada triste de trompeta". La vuelta de tuerca que le supuso "Los crímenes de Oxford" no ha tenido continuidad y ha vuelto a caer en la astracanada patria, con un somero repaso (en una especie de hit-parade de hechos de posguerra)a la reciente historia de España como ya hizo en "Muertos de risa". En fin, que el Alex debe replantearse un nuevo rumbo, y éste no consiste en repetirse como los cromos de la época. Ya está bien de buscar la pela, don Alex...

Publicar un comentario