martes, 3 de julio de 2007

No Estoy Hecho Para Ser Amado

Cinéfilo de habas que es uno. Por supuesto que no tengo ni puta idea, pero al igual que con la música, el cine o me descubre algo o despierta en mi sensaciones o no merece la pena perder el tiempo. No, no he descubierto nada nuevo por supuesto. Hala! que me enrollo dando explicaciones. Me gustó mucho esta película francesa, y eso que su trama es de lo más previsible que te puedas esperar, dirigida por Stéphane Brizé en 2005. Un agente judicial que parece haber perdido su vida entre papeles tras ser sometido a una revisión médica le es recomendado hacer algo de ejercicio para evitar un más que probable ataque al corazón. Para ello decide acudir a clases de tango en las que su madurez y seriedad serán la semilla que generará la atracción de una joven que está a punto de casarse. Una historia triste pero a la par esperanzadora.

2 comentarios:

Meriette dijo...

Quizás por eso eres tan encantador!!! JUAJUAJUAJUA
(Recuerda que ya falta menos para los 30 ;))

Sergio H dijo...

Entre que soy un encanto, que gano los mismos puntos que pierdo y la imagen de buen confesor para las amigas, me entran unas ganas de mandar a todos a tomar por el saco... pero a tí te voy a perdonar por que te faltan menos para los 30. :P

Publicar un comentario