lunes, 5 de febrero de 2007

El jovencito Frankenstein

Terapia única contra el aburrimiento y la depresión. Así podría definirse esta película dirigida por Mel Brooks en 1974 y protagonizada por Gene Wilder, Marty Feldman y Peter Boyle. El doctor Frederick Frankenstein intenta por todos los medios deshacerse del legado que le han transmitido generación tras generación; su apellido, pero hereda todas las posesiones de su abuelo Víctor por lo que tiene que acudir a Transilvania donde se va a encontrar con su pasado por lo que él intentará crear también una nueva criatura. El desarrollo de la trama es un continuo de carcajadas y lloros, siempre que aparece Igor y especialmente cuando el nuevo ser se encuentra con el ciego. No haber visto esta película debería ser un delito penado, y lo dicho, si te encuentras decaido y con pocas ganas de nada ver esta película garantiza acabar con uno de esos días que deseas no haberte levantado de la cama.

4 comentarios:

jesus miguel dijo...

Esta semana la proyectan en la filmoteca de Madrid

Sergio H dijo...

Gracias Sr. Tremolina por participar, espero que todo vaya bien por Madrid y coincidamos algún día.

Un saludo

Carolina Pataleta dijo...

¡Buenísima! Diga usted que sí, que esta peli es de obligada visión. Cuando le ponen a bailar claqué yo casi no puedo mas de la risa.

Sergio H dijo...

xD

Publicar un comentario